sábado, 5 de junio de 2010

Somos hijos de Dios

SOMOS HIJOS DE DIOS



INTRODUCCIÓN: 
Hoy hablaremos de nuestra más bella relación. 

 I. LLEGAMOS A SER HIJOS 
A. Creer en él nos dio el derecho, Juan 1:12 
B. Cuando le obedecimos nos adoptó, Gál. 4:5; Efes. 1:5 
C. Por creer y bautizarnos, Gál. 3:26,27 
D. Sin haberlo sido, somos sus hijos, Rom. 9:26 
E. El Señor nos tiene como a su tesoro, cuando guardamos sus mandamientos, Deut. 26:18 

II. DIOS NOS AMA 
A. Por eso somos llamados sus hijos, 1 Juan 3:1  
B. Aunque Dios nos reprende, nos recuerda con compasión, Jer. 31:20 
C. Cuando nos humillamos, nos cuida de tropiezos, Jer. 31:9 

III. LE DEBEMOS FIDELIDAD 
A. Somos guiados por Su Espíritu,   Rom. 8:14 
B. Salgamos de malas compañías, 2 Cor. 6:17,18 
C. Debemos ser pacificadores, Mat. 5:9 
D. Debemos ser irreprensibles, Fil. 2:15 
E. Debemos amar a los hermanos, 1 Juan 3:10,11 
F. Hay sabiduría en obedecer, Heb. 12:9 

  1. Es más fácil obedecer joven. Estadísticas dicen de 12 a 16, fácil. Después más difícil. 
  2. Oyendo el evangelio, Rom. 10:17 
  3. Creyendo en Cristo, Juan 8:24; 20:30,31 
  4. Arrepintiéndose de sus pecados, Luc. 13:1-5 
5.  Confesando a Cristo, Rom. 10:9,10; 1 Tim. 
6:12 (Lo confesó cuando era joven,  Hech. 16:1-3)   
  6. Siendo bautizado, Mat. 28.18-19; Hech. 2:38 

III. EL JOVEN DEBE PERSEVERAR PARA GLORIFICAR A DIOS  
A. 1 Juan 2:14 dice: 
  1. Que los jóvenes son fuertes, 
  2. Que la palabra mora en los jóvenes, 
  3. Que los jóvenes han vencido al maligno. 
B. Si no se retiene el mensaje, la fe es vana, 1 Cor. 15:1 
C. Hay que quedarse fiel para alcanzar la recompensa, Heb. 10:35-38. 

CONCLUSIÓN: 
Joven, tienes que convertirte para glorificar a Dios . No  lo dejes para mañana. No le des la juventud al 
diablo y la vejez a Dios, Ecl. 12:1. Conviértete hoy y evitarás muchos errores en la vida, y sobre todo, 
salvarás tu alma.